viernes, 3 de octubre de 2008

Sin tu verbo...


Me alejé un día de mañana,
era una tarde de julio,
tal vez para ti ya era tarde,
para mi sólo era julio,

me llevé tu cintura debajo del brazo
aún después de tanto me brilla en la cama,
en almohada,
en la memoria,
-en la carne-
y en las tarde de cada año,
en cada tarde solitaria de éste julio,
y del otro…
y del que viene,

no te cambié por el futuro,
-pero ya ves-,
contigo de poesía ni una palabra,
contigo el verbo era mudo
y la poesía sólo mi rutina en carnes solitaria,
en las tardes eras sólo meses pasajeros,
y un poco de nada en los tiempos venideros,
era julio,
era tarde,
fuiste mi pasado aún en mi presente,
sólo una rutina,
solo, sólo en ruinas,
sólo julio,
sólo eras una en tu envidiable egolatría
y en muchas tardes,
sólo una mañana de encontrarme solo entre tus carnes,
vacío
solo sin mi julio,
ni mañanas,
ni mi despertar,
ni tú mudo amor entre los verbos,
ni tus muslos,
ni tu cara,
ni tus besos ni tu sexo,
ni el aroma de los años,
ni el engaño,
ni tu vida ni la mia
ni tus ojos -ay, tus ojos-....
sólo carne,
sólo sin tus miseros misterios,
sólo en julio,
solo en julio…

Due® 25septiembre 08

2 comentarios:

Leire dijo...

hola genio, lindo espacio, me recurdan algunos poemas el estilo del garnde...Joaquin Sabina..saludos.Leire

Due® dijo...

Gracias Leire lo que me dices par ami es un enorme halago...un abrazo