sábado, 4 de octubre de 2008

Lunar...


Hubo un punto que se negó a ser línea,
vivía abajo a la izquierda de los labios.
Punto soñador y disidente, que se negaba
a ser borrado por los afeites del olvido.

Reclamaba su derecho a ser lo que soñaba
y no a vivir como siempre lo miraban.
¡No soy punto! –Reclamaba-, no me cubran
de los ojos que me miran.

Soy pasión que algún día se colgara
de alguna boca, soy delirio en la humedad
de otros labios. ¡Soy lunar y no un punto!,
mi Señor no es la geometría.

Tal vez pertenezca
a la lujuria, o tal vez,
simplemente a los ojos del amor.


Due® 11 feb 08

3 comentarios:

Tamar! dijo...

Donde consigues siempre fotos tan lindas de tazitas de cafe??
Jeje... siempre un gusto pasar por tu blog, curiosa historia esta!

Due® dijo...

gracias Tamar, un placer vete por acá, saludos

Rosa Reeder dijo...

Hola Francisco, al leer tus poemas y meditando sobre ellos observo que has evolucionado emosionalmente y tu madurez te han llevado a la reflexion y a avanzar en la vida a pesar de la nostalgia y los recuerdos t e has expresado y sabido dejar fluir tus emosiones con coraje, tristeza y tambien dulzura, carino, ternura, tus experiencias por la vida te han dejado mucho que decir.

Fue un verdadero placer dejar mi humilde comentario,

Recibe un sincero abrazo,

Rosa Reeder