sábado, 8 de agosto de 2009

Retomé


La costumbre acomoda en su sitio cada carencia,
la melancolía suele ser hija de las ausencias


Y me dices amor, que con tu ausencia
no pasa nada –tal vez así sea-.
Yo siento que el tiempo se escurre
entre los dedos letal y pesado como mercurio.
Créeme, el tiempo ensancha distancias
y crea fantasmas en donde se ocultan
aquellos detalles de aquel nuestro tiempo.
Tal vez no pasa nada allá en tus playas,
pero acá en tu rincón se abrieron ventanas,
el polvo ha huido y poco a poco
la luz va sonando a campanas
de misas con feligreses alegres,
tu almohada recobró su figura
y la cama se ajusta a la mía.
Claro que te extraño y te amo
-te estoy esperando-
pero ya me dolían los labios
carentes de toda sonrisa.
Están pasando cosas amor,
la distancia, con dudas aún,
diluye algunas de tus caricias,
he vuelto a beber café del mañana,
y sin malicia amor, retomé la poesía.

Due® 8agosto09

1 comentario:

E.P.E. dijo...

Bella poesía amigo Francisco, veo en ella melancolía, pero sin duda amor que se escapa a raudales entre tus letras, queriendo retomarlo del pasado.

Un fuerte abrazo.