sábado, 15 de agosto de 2009

Pensè en cambiar..


Ayer por la noche abrí la ventana
y colgada del viento-tu aliento sentí
reflejada en la luna una mirada que no era la tuya,
y quería encandilarme,
y me hablo al oído,
y quería de mis manos caricias en letras,
en mi voz la lectura de bellos poemas
y mezclar en un beso su aroma y el mió.
En complicidad de tu luna –vaya descaro-
llenaron de insomnio mis sueños,
la noche fue corta y el encanto somero,
sin embargo amor - para que te lo niego-
estoy solo y pensé en cambiar…
en cambiar el color de mi mente,
las aladinas sabanas de aquel nuestro tiempo
y desmoldar con mis manos esa almohada
que insiste indecente en guardar tu imagen,
-pensé en recordarte un poco menos-
quise hidratar mí sonrisa que ya se partía
entre tanta melancolía y atender a esa mirada,
y conocer de nuevas estrellas,
y cambiar el amor que te siento
aún en ésta distancia por algo tangible,
por menos espacio aunque fuera de paso,
aunque fuera un rato,
y ventilé nuestro cuarto,
entró tu recuerdo y me sentí en tus brazos
que dicen que ya falta poco,
que regrese a tomar café en las mañanas,
que cierre los ojos y te espere otro poco…
y de nuevo te amé en presente y futuro,
y recordé tu sonrisa de media luna
y cerré la ventana,
aquí no ha pasado nada amor,
te ama mi corazón, yo te sigo esperando…

Due® 15agosto09P

1 comentario:

E.P.E. dijo...

Esa ventana que espera o desespera el regreso del amor, un placer recorrer sus letras.

Un saludo afectuoso.