viernes, 29 de mayo de 2009

¿No lo era?


¿No era amor?

Lo terso de tu mano acariciando
los nudos de las mías,
y tu corazón envuelto entre versos;
besos, abrazos y caricias.
Mis dedos enredando tus cabellos
a mi sueños y tus sueños atándome la vida.
El aliento amor; tu aliento manzanilla
que me diste sin pensar que en él
se disolvieron mis amargas pesadillas.
Tus labios en los míos mientras
le rezaba en místico silencio
a tu alma oraciones aun no escritas.
Tu mirada incrédula que me miraba
cuando entrabas a mi alma mientras
te leía cual si fueras una mágica poesía.
El anillo de la tapa del refresco
que en tu mano sirvió de símbolo
perfecto de unión, amor, cariño y afecto.
Tu piel de oro que abrazaba con cariño a mis sentidos,
y los dedos locos tuyos-míos que vagaron infinitos
por rincones que antes no tenían sentido,
-la luna amor- la luna donde nos mirábamos
cuando requeríamos una caricia tú allá y yo tan lejos.
El sexo elevado a la séptima potencia
que supo a mágica correspondencia y no a sexo,
las lagrimas que precedieran a tu risa
engalanando el ambiente cual si fuera lluvia
fresca que regara ese nuestro mundo
que en ese instante olía a jardín de frutas-mandarina.
-sin duda me perdí amor-

Pero, dime corazón…. ¿No lo era?


Due® 29 mayo 09

2 comentarios:

Daly* (Tal vez un día confiese) dijo...

Ese romance se denota interminable, sin deseos de abandonar su espacio, no importa que no haya sido amor de dos, el amor es amor porque esta en ti.


Bello poema!!

Due® dijo...

Tienes la razon que te da el ser mi amiga, mil gracias y un abrazo enorme.