viernes, 30 de enero de 2009

Me lo dijiste...


En cada cigarro que prendes
aprendes y prendes.

En cada trago al refresco,
y tus labios tan frescos,
tus manos nerviosas corriendo por mis mejillas,
y tus dedos entre las cejas,
en la intimidad entre la piel y la ropa,
y en ese quererme comer con tus besos,

-y el respeto a mis manos y mis caricias

con tu incomodidad de no haberte bañado-,

-y el rechinar de tu pelo-,

y la gente en la plaza y los nervios…
y el recato de moral y el encanto,

tu cuerpo fuerte de hombre,
y las cicatrices que me mostraste y cocí con un beso,
con tu forma de mirarme mientras comes,
y me miras, me miras, me miras y me comes...

con tus brazos que abrasan
y abrazan,
con tu mirar que desnuda,
y otro cigarro
y otro trago
y una nueva caricia

y mi sonrisa de media luna -así lo decías-,

y el hostal con balcón a la plaza curiosa
y la piel que se cae a los pies del jadeo del aliento,
y,
ese beber de tu boca -ay amor, esa tu boca-
y mirarnos frente al espejo de frente
con tus barbas blancas de viejo marino en la vida,

-y que pican, y que enredan...y acarician-,

y tu piel de niño nacido al amanece sin luna y con frio,
tu manera de contarme tu vida, tú vida,
y todos tus movimientos,
los que dolieron,
los que cerraron mis ojos,
los que abrieron lo eterno de sentirte ahí adentro,
y el calor de tus bellos adentros,
con lo que enseñas,
y lo que aprendo,
con todas tus virtudes de amante
en los sueños perfectos,
y tus defectos
y los “te amo” y los te amo sin duda.

Sin dudas tú lo dijiste, amor… yo lo sentí.



Due® 20 enero 09 de"j"

6 comentarios:

Daly* (Tal vez un día confiese) dijo...

Es algo hermoso leer
un viaje completo
una pelicula,
es simplemente especial
Poeta.

Another Lovely Rainy Day of November... dijo...

¿y lo que se siente cuando se lee algo como eso?

=)

Un saludo

Angel Valles C. dijo...

es un delicioso paisaje lo que describes con letras poeta...
Cordial saludo y que siga la poesía!

-angel

Anónimo dijo...

Me da gusto saludarte. No he terminado de leer todos tus textos, pero los que he recorrido hasta ahora resultan una grata sorpresa. En un intento de reciprocidad, te mando aquí un poema. A ver si luego salimos del ámbito virtual y nos tomamos un café a la antigua. Nos vemos pronto. Cuídate.

Liebe ist Krieg
Tal vez sea cierto
que no hay diferencia
entre amar y servir en la guerra,
quiero decir…
heme aquí
(otra vez)
dócil
como soldado de a pie,
incansable,
hambriento, sudoroso,
imaginándome caudillo
de un ejército imbatible,
glorioso, sanguinario,
para conquistar
tus pródigos valles,
tus áridas mesetas,
tu costa húmeda y salada,
soñándome animal de guerra
sobre tu vencida espalda.
Quizás sea cierto
porque
de noche
tu vientre es campo de batalla;
tu frente,
un dictador
y tus ojos son
dos naciones oprimidas,
hostiles a fuerza de callar.
Mi avanzada, entonces,
será agresiva, artera,
inmisericorde;
abatiremos los muros
de tu plaza fuerte,
devastaremos
la provincia austral
y extinguiremos la llama
en tu nicho de Vesta;
así que
retrocede,
ocúltate, atrinchérate
(no importa),
resguarda, si prefieres,
tu cuartel;
qué más da
si el corazón coraza,
se ha partido
(“¿es eso nacer?”),
si el coronel corazón
te ha traicionado,
si tus labios
han sido ya heridos,
si el silencio delata
que tus ejércitos
ya se han rendido.

Sahid Jiménez Lechuga

Due® dijo...

ponle fecha sobrinito, ponle fecha

Emilio Ariza dijo...

Compadre pedazo poema de esos que nunca te cansas de leer , un fuerte abrazo